Coronavirus: Qué hacer con el marketing de empresa durante la cuarentena

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La llegada del COVID-19 está teniendo un gran impacto en la salud pública, pero también en la escena social y económica de nuestro país. Pese a las medidas recién implementadas por el Gobierno y las instituciones estatales todavía surgen muchas dudas a la hora de gestionar diferentes aspectos relacionados con las empresas, pymes o profesionales autónomos. Una de las cuestiones más repetidas es la siguiente ¿qué hacer con el marketing de un negocio?

Esta falta de orientación puede generar cierta parálisis en los empresarios que temen perder a sus clientes por no saber abordar la situación de alarma de la manera más apropiada. Desde Plan B Thinking Lab, expertos en marketing digital en Vigo, hemos reunido las claves más importantes para que los negocios enfoquen las estrategias de marketing de la forma más efectiva.

La importancia de la presencia digital

En este momento de aislamiento social en el que todos nos vemos obligados a pasar el máximo tiempo posible en casa la parte digital de cualquier negocio cobra mucho más protagonismo. En las estrategias de marketing con coronavirus se deberá fomentar la información online sobre las novedades de la empresa, los e-commerce o los servicios telemáticos. Estas acciones pondrán en valor a la marca y conseguirán captar la atención de aquellos que buscan adquirir productos o realizar gestiones sin tener que salir de su confinamiento. Utilizar las técnicas de marketing para tiendas online será de gran ayuda para todos los que dispongan de comercio electrónico.

Esto no solo es positivo para el marketing de las entidades, también es una buena forma de ayudar a las personas que están en cuarentena a tener más servicios sin el riesgo de salir a la calle. Hay empresas que no han invertido demasiados recursos en la estrategia digital y este es un momento excelente para ponerse al día y obtener un buen impacto entre los usuarios.

Los servicios a domicilio

La presencia del coronavirus está limitando las oportunidades de compra en general y en muchas ocasiones la adquisición de lo más indispensable. Los restaurantes permanecen cerrados, se encuentran tiendas de alimentación pequeñas que no pueden abordar las medidas de seguridad e incluso farmacias que están muy masificadas.

Para este tipo de negocios puede ser un gran acierto promocionar los servicios delivery y compensar las pérdidas que genera la situación actual. En el caso de los restaurantes no podrán permanecer abiertos al público pero sí tendrán la oportunidad de invertir ese tiempo en dar a conocer la opción de reparto a domicilio. Las empresas textiles también lo tienen difícil en este momento, pero muchas personas podrían aprovechar el confinamiento para realizar compras a través de internet y esa debería ser la estrategia central de cualquier negocio de ropa. La publicidad de la entrega a domicilio será ahora una de las prioridades fundamentales.

Agilizar el papeleo y los procesos burocráticos

La atención al cliente siempre es muy importante pero cobra mayor relevancia cuando debemos guardar las distancias necesarias para prevenir la expansión del coronavirus, así que los negocios que alargan los procesos para ofrecer sus servicios tendrán problemas con la aglomeración de gente que se produzca en sus establecimientos.

Buscar fórmulas para agilizar los trámites de compra o de atención al usuario será un acierto en estas circunstancias, ya que se ofrecerá mayor seguridad a los clientes y estos verán la solvencia del negocio hasta en los momentos más complicados. Compartir e informar sobre estas nuevas medidas ágiles será una buena estrategia de marketing.

Visibilidad a las campañas de seguridad de los negocios

Activar campañas de seguridad ante el coronavirus es obligatorio en este momento así que tenemos por seguro que las empresas se han puesto manos a la obra en este sentido. Más allá de aplicar estas nuevas medidas resulta fundamental difundirlas y ayudar a los clientes a comprenderlas o aplicarlas.

Esto aportará una mayor tranquilidad al público y se sentirá agradecido por el cuidado que la marca aporta en estos momentos a sus usuarios. Además, se conseguirá transmitir la seriedad de la empresa y la responsabilidad con la que esta aborda cualquier circunstancia, algo positivo a la larga para la imagen del negocio o para la fidelización de la clientela. Las buenas prácticas en cuestión de seguridad se convertirán en marketing para vender más en los próximos meses.

Dedicar todos los recursos a la organización y el teletrabajo

Este es un momento excelente para exprimir todos los recursos digitales y organizar mejor que nunca los procesos de las empresas así como sus vías de comunicación externas e internas. Cuanto antes se digitalicen las soluciones antes mejorará el marketing y la imagen de un negocio durante la crisis del coronavirus.

Para ello es conveniente explorar las diferentes aplicaciones y facilidades que existen, en la mayoría de los casos de uso gratuito. Son tremendamente útiles las herramientas que ofrece la plataforma Google, como Google Calendar o Hangouts. También es indispensable usar gestores para controlar los proyectos y el trabajo en equipo siendo de gran ayuda el uso de las aplicaciones como Trello durante el periodo de teletrabajo. Serán bienvenidas las videoconferencias, los Skypes, grupos de WhatsApp y todo lo que el negocio pueda idear para ser logísticamente competente en estos momentos.

Una vez mejoradas las comunicaciones el servicio será más productivo y el marketing en crisis más sencillo. Para las empresas que no se vean capacitadas a la hora de gestionar estas estrategias siempre resulta aconsejable que contraten a una agencia de marketing especializada o una agencia de publicidad con contrastadas nociones en la estrategia digital.

 

Coronavirus: Qué hacer con el marketing de empresa durante la cuarentena